Archivo | mayo, 2011

El golf no es lo que parece.

26 May

El putt, el grid, el swing, aparentemente palabras sin sentido. ¿Os acordáis de lo que os contaba del punto de inflexión? Pues ha vuelto a ocurrir pero esta vez en serio, nuevo trabajo, nuevos reencuentros y nuevas aficciones. En apenas 3 meses he pasado de vender bolsos a trabajar con cardiólogos, de conocer gente nueva a volver a salir con otra que no veía desde hace diez años y lo más curioso, y aunque me de vergüenza admitirlo, he pasado de jugar al parchís a jugar al GOLF! Si, no me lo creo ni yo, de repente me encuentro todos los domingos yendo al campo a mis clases de golf y el resto de la semana convenciendo a todo el mundo que conozco de que no es una afición de pijos y que si, que si! que se hace ejercicio, sin éxito por supuesto! Ahora tengo un guante de piel de cabritillo y un palo de golf en la habitación ¡qué vergüenza! Solo me falta decir: “me voy de vacaciones que se me está poniendo cara de proletaria” Carmen Lomana.

Ahora en serio, como dice mi PRO, el golf es un veneno. Mitos y leyendas: el que piense que el golf es super fácil y que no es un deporte ¡se equivoca! Prueba a coger un palito y darle a la pelotita, y después de intentarlo cien veces ya me cuentas si es un deporte o no, a juzgar por las agujetas del día siguiente yo diría que si. Ahora prueba a meter la pelotita en el agujerito, ajajajjaaj… es imposibleeeeeee, pero te picas, te picas, te picas, te picas.

Así que en vez de ponerme ciega a cubatas los sábados por la noche me quedo en casa por que al día siguiente tengo clase de golf, o sea, que eso si que es verdad, en cuanto te pones el guante de cabritillo no puedes dejar de decir o sea, o sea, te lo juro, os lo juroooo. Al principio pensaba, bueno este pijerio es solo al principio, pero no, es siempre, o sea, o sea para mi que es el guante de cabritillo que te abduce, os lo jurooooo.

Contra la crisis hagamos huelgas japonesas, vayamos al campo de golf, bebamos champagne y compremos Joselitos, así todas esas pijadas se devaluarán y entonces lo que será caro es tomar una caña y jugar al mus. Te lo juro, o sea. Guante de cabritillo pogüer!