Tag Archives: tomate

La teoría de El bote de tomate

21 Ene

Singles del mundo uníos! Desde el 18 de Octubre sin escribir nada, ya me vale, me echo la bronca a mi misma pero es que han cambiado tantas cosas desde ese día que se me acumulan los posts, y se me acumulan tanto en la cabeza que no quieren salir nunca, nunca hasta ahora. Aparte de temas inmobiliarios, laborales y monetarios ahora nos enfrentamos a la vida de soltera, vida a la que no me había enfrentado en toda mi vida y no sabéis lo que es esto, aquí cada día es una fiesta! Empiezas a salir por ahí a echar la caña y te piensas que todo va a ser como cuando tenías 16 años y salías los sábados a enrollarte con algún niñato y NO! ESTO ES MUCHO MEJOR! pero además con diferencia, no me reía tanto desde, desde, desde, yo que se desde hace mil años. Por que cuando tienes pareja, oyes algunos rumores que no te acabas de creer del todo como por ejemplo: “es que la cosa está fatal, esto parece el outlet” o “que suerte tienes que tu ya tienes un hombre con el que compartir tu vida”

ANDA, ANDA, ANDA…todo tonterias y lo que te ríes contando esas pequeñas anécdotas de antiheroe que nunca pensabas que te iban a pasar a ti? Sales con tu nuevo grupo de amigas en tu misma situación y te empiezas a encontrar cosas como: el que no se quita los calcetines ni pa follar, el que no sabe lo que es, ya no la depilación sino una simple maquinilla de afeitar ( y creedme, lo necesitaba), el que te come la oreja durante una hora y cuando te enrollas con él de repente se va por que dice que: “no quiere dejar a sus amigos solos”, o esa gran frase de “yo no quiero follar solo quiero dormir a tu lado”, el que invita a chupitos toda la noche y cuando te vas a ir con él se coge un taxi y se va corriendo (esto lo he visto yo, verídico), el que tiene novia pero insiste en que le cuentes por el messenger como le comerías la “piiiiiiiiiiii…” si estuvieras “aquí y ahora”, el reencuentro con un antigüo profesor de instituto, el de: “tía me gustas, me gustas mucho, me voy a pasar el finde contigo a Valencia, por que creo que estamos hechos el uno para el otro y no me importa la distancia, ni nada” y después de el fin de semana ni te llama y en un mensaje te dice: “es que tuve un accidente, me quedé entre las puertas del metro enganchado” (esta anécdota va con cariño dedicada a una que yo me se), el de vente a mi casa y cuando llegas es un noveno sin ascensor y empieza a correr y si te he visto no me acuerdo (los hay muy psicópatas), el que se lo va a montar con 2 tias y cuando llega el momento va tan borracho que empieza a echar la pota (y no miro a nadie, jajaj), el de tráete el cepillo de dientes a mi casa, y a las dos semanas deja de llamarte y de cogerte el teléfono, el casi cuarentón que vive con su madre y de repente te encuentras dándote el lote en el portal de su casa y pensando que hago yo aquí, el doble de el Doctor House que después de 2 horas calentándote la oreja, a las 7 de la mañana te dice: “vente a mi casa que te preparo un mojito y hablamos un rato” ¿pero quien coño quiere hablar?????? después del rollo que llevas soltándome 2 horas!!!!, el de “te voy a llevar a un sitio super friki a tomar una copa” y de repente estás en un sitio de intercambio de parejas (a ver quien se da por aludido con esta), el que te saca una placa de policia y te dice “se que esto te pone cachonda” …….y como estos casos mil más que podría relatar pero sobre todo que producen mucho, mucho, mucho humor !!!!

Un amigo mío tiene una teoría al respecto sobre todo esto, es “La Teoría de el Bote de Tomate” que dice algo así como que: Cuando eres joven un buen día bajas al supermercado por que necesitas solo un bote de tomate, la estantería está llena de botes de tomate, de todo tipo, diferentes botes, frito, crudo, pelado, etc… pero como eres joven y tienes tiempo antes de coger tu bote de tomate te vas a picar por el resto de estanterías y coges una bolsa de papas, un bote de Nocilla, etc…. y cuando te quieres dar cuenta ha pasado tanto tiempo que por los altavoces del super se oye: “Atención ultimen sus compras, este supermercado está a punto de cerrar sus puertas”, entonces te das cuenta de que no has cogido el bote de tomate y vas corriendo a la estantería del tomate pero ya solo quedan 2 botes, uno abollado y otro en perfectas condiciones, y tu piensas:

– No me voy a coger el bote abollado por que está hecho una mierda, pero por otro lado tampoco voy a coger el que está perfecto por que si nadie lo ha querido algo malo tiene que tener.

Y entonces ¿qué haces? Pues muy fácil, te vas a la cola de la caja y le robas el bote de tomate a la que tienes delante.

Anuncios